abril 11, 2009

Día de la alegría

SEMANA SANTA - SÁBADO SANTO
(Vigilia Pascual)

Gn.1, 1-2,2: "...el espíritu de Dios se cernía sobre las aguas... «... que haya...» y vio Dios que era bueno... «Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza...» y vio Dios que todo lo que había hecho era verdaderamente muy bueno..."

Salmo 130:"Cuando exhalas tu espíritu renace la creación y renuevas la faz de la tierra."

Gn. 22, 1-13.15-18:
"...«Abraham, Abraham»... «Aquí me tienes, Señor»... «...toma a tu hijo, a tu hijo único... y sacrifícamelo» ... «Por no haberte resistido... juro por mí mismo que te llenaré de bendiciones... porque has obedecido lo que te pedí»."

Salmo 15: "Protégeme, Señor, en ti encuentro mi refugio."

Ex. 14, 15-15,1a:
"«¿Por qué estos gritos de auxilio? Ordena a los israelitas que se pongan en marcha...» ... El ángel del Señor caminaba delante... Las aguas se partieron y los israelitas caminaron por tierra seca en medio del mar... Aquel día el Señor salvó a Israel de la mano de los egipcios..."

Salmo Ex. 15: "Canten al Señor que se ha cubierto de gloria."

Is. 54, 5-14:
"Tu creador se ha hecho tu esposo... Quedarás sólidamente restaurada...

Salmo 29: "¡Con qué alegría te ensalzo, Señor!"

Is. 55, 1-11:
"... los sedientos, vengan por agua... Así como la lluvia y la nieve caen del cielo y no vuelven... así mi palabra... no volverá a mí sin haber hecho lo que yo quería y cumplido la misión confiada."

Salmo: Is.12: "Con alegría irán a buscar agua de las fuentes de la salvación"

Ba. 3, 9-15.32.4, 4:
"Escucha Israel, los preceptos de vida... Él es nuestro Dios nadie se le puede comparar... Nosotros conocemos cómo debemos agradar al Señor."

Salmo 18: "Tú tienes, Señor, palabras de vida eterna"

Ez. 36, 16-17a.18-21:
"... obraré... en consideración a mi santo nombre... les reuniré de todos los países y les haré regresar a su tierra... derramaré sobre ustedes agua pura para purificarles... Les daré un corazón nuevo y pondré... en su interior... mi espíritu... Habitarán en la tierra que di a sus padres. Ustedes serán mi pueblo y yo seré su Dios."

Salmo 41: "Como la cierva busca corrientes de agua viva, así te busco a Ti, Dios mío"

Rm. 6, 3-11:
"Todos los que hemos sido bautizados en Cristo, nos hemos sumergido en su muerte... Si hemos muerto con Cristo, creemos que también viviremos en Él... Ustedes están muertos para el pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús."

Aleluya / Salmo 117: "Aleluya, aleluya, aleluya"

Mc. 16, 1-8:
"...«¿Quién nos moverá la piedra...?» ...ya estaba apartada. «No tengan miedo. Buscan a Jesús de Nazaret, el crucificado. Ha resucitado, no está aquí. Digan... a Pedro que irá delante de ustedes a Galilea; allí le verán...»"



Vigilia Pascual

Hoy es el Día de la alegría y la confianza, del optimismo y del compromiso: ¡Él resucitó!

El mensaje que se confió a las mujeres se nos confía hoy a nosotros: con el Espíritu nuevo prometido en Ezequiel, debemos dar a nuestro mundo, a las nuevas generaciones, nuestro testimonio: ¡vivamos como resucitados, según nuestro bautismo: así anunciamos la Vida Nueva!

Resucitados, vivimos en el Espíritu llenando del Dios de la Vida y su alegría nuestro mundo

La creación ha recuperado su sentido primigenio, los hombres somos llamados, como Abraham, a confiar en la Providencia y a dejarnos guiar por el Señor de la Vida, quien, para defender nuestros mejores intereses, entregó a su propio Hijo a la muerte y nos purifica con el agua y el fuego del Espíritu de Santidad y en la Justicia de su Amor. ¡Es real, vivámoslo ya!

Por la muerte de su Hijo nos libera, no ya de Egipto, sino del pecado: la peor de las esclavitudes. Nos restaura en su Amor Primero; nos regala su Palabra, que, por su propia naturaleza, es fecunda; nos invita a Escucharla y Vivirla para ser su Familia: testigos felices y constructores de paz en el propio interior y, por eso, también en nuestro ambiente social y grupos.

Los dones de Dios son maravillosos, no nos resistamos a ellos. Acojamos con gozo la salvación y vivámosla en creciente esfuerzo de fidelidad. ¡¡¡No teman!!! Es el Señor quien lo dice.

Vuelvan a Galilea, dice a los discípulos; vuelvan a su trabajo diario, nos dice a nosotros, allí me verán; allí es donde deben vivir como resucitados, único modo anunciar, en el deber cotidiano, mi salvación. Alimentando nuestro bautismo, viviremos como lo que somos: salvados.

María, la Madre-Discípula, atenta y obediente a la Palabra, hoy nos enseña y auxilia.

Padre José María Doménech Corominas, sdb

1 comentario:

  1. que la luz de la verdad de cristo nos ilumine en libertad día a día

    ResponderEliminar